The Leftovers

The Leftovers

The Leftovers

Y HBO volvió a liarla con el estreno de su nueva serie este pasado mes de junio de 2014. En este caso se trata de The Leftovers, que bien podríamos traducirlo como “Los restos” o “Los dejados” aunque parece que en castellano va a ser “Ascensión” o algo por el estilo. En fin, ya sabéis como vamos aquí con las traducciones. Lo que nos importa saber sobre The Leftovers es que estamos ante la nueva serie de uno de los artífices de Lost, Damon Lindelof, en colaboración con el autor de la novela que adapta, Tom Perrotta. Sobre la serie del grupo de supervivientes en una isla desierta está todo más bien más que dicho, por lo que podemos hacernos una idea de cuáles pueden ser las ideas e intenciones de Lindelof en este proyecto; mientras que por su parte Perrotta quizá nos suene menos, hay que saber de él que es el escritor de dos novelas que han sido adaptadas al cine como son Juegos secretos y, muy especialmente, la magnífica Election. Con un arranque llamativo y potente se presenta esta nueva ficción, que seguramente no resulte del gusto de todo el mundo y mucho menos de los que esperaban una nueva Perdidos en ella. Por ahora todo es demasiado prematuro para encumbrarla a los altares catódicos de forma que habrá que darle tiempo a ver si cuaja de verdad.

por Álvaro M. Angulo

Escena de The Leftovers en la que podemos ver a los miembros de la secta Guilty Remmant protestando

Escena de The Leftovers en la que podemos ver a los miembros de la secta Guilty Remmant protestando

En The Leftovers nos contarán el cómo el pequeño pueblo de Mapleton (USA) consigue sobrellevar la misteriosa desaparación del 2% de la población mundial en un extraño suceso. Para ello se centrará en describirnos a varios de los personajes que habitan la ciudad y cómo éstos se han adaptadao a la nueva situación. Así conoceremos al jefe de policía Kevin Garvey (Justin Theroux), a su hija adolescente Jill (Margaret Qualley), a su hijo emancipado Tom (Chris Zylka) o a su mujer inmersa en un extraña secta Laurie (Amy Brenneman). Junto a la disfuncionl familia Garvey también nos presentarán a otros habitantes de Mapleton como puede ser Nora Dust (Carrie Coon), que vivió como su hijos y marido desaparecían; Meg Abbott ( Liv Tyler ), que no pasa por el mejor momento en su relación, o Matt Jamison (Christopher Eccleston), una especia de profeta del apocalipsis en panfletos entre otros.

Justin Theroux es Kevin Garvey en The Leftovers

Justin Theroux es Kevin Garvey en The Leftovers

Mucho revuelo ha causado The Leftovers con su estreno. Supondremos que por la cadena que lo emite, HBO, y por el renombre de sus dos creadores, Damon Lindelof Tom Perrotta. Puede que esté justificada esta expectación, porque no estamos ante una serie al uso. Pero tal vez quizá estemos viviendo demasiado acelerados el hype de la misma. El piloto con el que se presenta es cautivador y cuenta con un arranque de lo más intrigante. Está muy bien rodado, cuenta con una acertada banda sonora y las interpretaciones son mejores de la media a la que nos están acostumbrando. El problema viene cuando ya queremos que una serie sea sublime desde el minuto uno y nos empecinamos en ver más en ella de lo que realmente es. Por eso resulta chocante la cantidad de alabanzas que se ha llevado cuando por ahora no ha demostrado nada en especial para recibirlas.

Amy Brenneman en The Leftovers

Amy Brenneman es Laurie en The Leftovers

No he leído la novela en la que se basa The Leftovers y tampoco es que me haya despertado ganas la serie de hacerlo, así que no voy a hacer ninguna referencia de sí es mejor el libro que la adaptación ni semejante. Centrándonos en los fotogramas emitidos pues decir que, salvo por el revuelo mediático, parece una serie de ciencia ficción dramática más bien normalita con un buen punto de partida y con una más que correcta factura técnica (que pensándolo bien es más de lo que se puede decir de muchas otras series, pero bueno). Su primer capítulo consigue picarte por ver qué va a pasar pero tampoco es que se pueda decir que resulte sublime, ni una obra maestra ni algo magnífico como algunos se han aventurado a afirmar. Me parece algo prematuro el ser capaz de juzgar esta serie tan pronto en estos términos. Tiene potencial para ser una buena serie, sí; pero, seguramente, no lo hará en el registro que muchos esperamos.  Parece una historia más destinada a explorar el melodrama fantástico que la ficción o la ciencia-ficción. Y esto puede llevar a muchas decepciones para los que se acerquen a ella teniendo a Lost como referencia.

Portada de la novela

Portada de la novela de Tom Perrota

También quería comentar que para los espectadores que no somos norteamericanos o que no tenemos una fuerte influencia religiosa puede que el contexto que plantea The Leftovers nos suene lejano y extraño. Perrota juega con el imaginario de los más fervientes religiosos que creen en el Arrebatamiento o El Rapto, siendo la mayoría pertenecientes a las vertientes americanas del cristianismo. Se trata de una creencia que afirma que el fin de los tiempos está cercano y que, antes de la segunda venida de Cristo, un selecto grupo de cristianos será ascendido a los cielos (hay por cierto un episodio de Los Simpsons que trata sobre el mismo tema). Lo que pretende Perrota es dejar a entender es que una posible interpretación del extraño acontecimiento con el que se inicia The Leftovers, en el cual se “desvanece” el 2% de los seres humanos de todo el planeta, es que ha sucedido este “rapto bíblico“. Es más, el significado del título vendría a ser los que no han sido “raptados“, los cuales serían “los restos o los apartados o dejados“. Hay una gran parte de la audiencia que no tendrá este contexto presente a la hora de ver la serie y puede que se le escape. Por si no quedaba clara la referencia religiosa al Rapto lo dejan bastante claro en la cabecera de la serie con esas pinturas al fresco que imitan una capilla.

Jill y Aimee en The Leftovers

Jill y Aimee en The Leftovers

En cuanto al elenco que configura The Leftovers decir que, en general, superan el aprobado con nota. No de una forma magistral como he leído en algunos sitios; sino que logran que nos creamos los personajes, que no es poco. En este primer episodio destaca Justin Theroux en su papel del agente de policía Kevin Garvey, sin duda el protagonista principal de la serie, que parece un acierto en su elección aunque, para mi gusto, quizá le hubiera venido mejor al rol un rostro algo más diferente de los estereotipos de protagonistas americanos. También destacan las dos jóvenes actrices Margaret Qualley como Jill, la hija de Kevin, junto a Emily Meade como Aimee, la mejor amiga de Jill. Aunque si hay algo que quizá defrauda, por ahora, es la escasa presencia en pantalla de la guapa Liv Tayler, que esperemos que vaya ganando protagonismo porque siempre es un placer verla (quien por cierto se atreve a lucir arrugitas demostrando que ya no es tan joven como antes).

Liv Tayler en la premiere de The Leftovers

Liv Tayler en la premiere de The Leftovers

The Leftovers se nos presenta como una nueva serie de culto apadrinada por la cadena más importante en cuanto a series de televisión y firmada por uno de los autores que tiene en su haber una de las ficciones más importantes de los últimos años. Por si a estas expectativas les faltara algo además adapta una novela de  que ha sido un best seller. Pues éste es el principal handicap que tiene The Leftovers, que todos esperamos demasiado de ella desde su comienzo. Juega a su favor que está correctamente realizada, que cuenta con una bella banda sonora junto con un reparto acertado de actores y, además, con un creador que sabe hacer televisión. En contra podemos ponerle su temática, que dejando a parte su inicio “arrebatador” tiene toda la pinta de deshincharse para ir a un sitio que no está muy claro. Es lo que tiene que demostrar, que el destino y transcurso de la serie merecen la pena y no sólo su comienzo. De lo visto por ahora lo más llamativo es sin duda la secta que visten de blanco, fuman y no hablan. Y tal vez sea hacía dónde pretender ir sus autores, a hablarnos de los cultos religiosos que podrían surgir de una situación traumática y cómo los seres humanos nos adaptamos a ella. Como decía me parece muy atrevido juzgar de nueva obra maestra o de culto a The Leftovers. Tiene muchos elementos para lograrlo pero también como para fracasar en el intento y que se quede en artificios. Espero equivocarme y que sea más bien del primer tipo que del segundo. Por ahora le daremos tiempo para ver qué nos quieren contar y cómo lo hacen no vaya a ser que nos dejen sólo con “los restos“.

 

Anuncios

Publicado el julio 9, 2014 en Críticas, Opiniones, Series de televisión y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: