Knocking the 4th wall

En las actuales series de televisión, sobre todo en las comedias aunque también se empieza a ver en los dramas, parece haber una tendencia de fuerte abuso de un recurso narrativo: la ruptura de la cuarta pared. Muchos lo reconoceréis mejor por el género que más abusa del mismo que es el denominado mockumentary, o lo que es lo mismo, la mezcla de parodia y documental. Se trata principalmente de esos momentos en los que un actor habla directamente a cámara, o con el espectador para ser más exactos, ya sea porque simulan una entrevista (que no tiene porque ser real, ya que no lo son) o porque deciden comunicarse con la audiencia fuera de la trama. En lo que quiero hacer hincapié es en que está muy bien emplear el hablar en cámara y que da mucho juego, pero me parece que hemos pasado de la novedad que supuso en su momento a emplear este recurso como imprescindible en muchos casos cuando no es así.

por Álvaro M. Angulo

Antes de nada conviene aclarar que entendemos por la cuarta pared, para ellos voy a sacar algunas nociones de wikipedia y otras propias. Se trata de la pared invisible que está frente a un escenerio o pantalla a través de la cual los espectadores ven la actuación o serie. Visualmente hace referencia a las tres paredes que vemos y en la cuarta, donde se ha situado la cámara para grabar, es en donde se sitúa el punto de vista de la audiencia. Para aclararnos es la barrera que diferencia la vida de los personajes y la nuestra como espectadores, haciendo referencia a las posibles interacciones dentro de la obra entre ambos.

Kevin Spacey en House of Cards

Kevin Spacey en House of Cards

Llamando o rompiendo la cuarta pared es el siguiente paso. Se considera romper la cuarta pared cuando uno de los personajes decide dirigirse directamente al espectador. Suelen ser esos momentos en los que súbitamente se gira un personaje, mira fijamente a la cámara y parece que se detiene (o no) la trama y se pone a hablar contigo. No tiene porque ser un discurso como tal también se suele emplear la voz en off para hacerlo. Y no siempre se detiene la acción, aunque suele ser habitual, ya que muchas veces se integra dentro de la acción que se está desarrollando. En algunos casos los personajes siguen interactuando entre ellos mientras el protagonista comparte contigo sus pensamientos.

Imagen de The Office

Imagen de The Office

Pero el uso más extendido de esta técnica lo encontramos en los mockumentary, subgénero que ya lo integra como algo normal aunque con matices. Estos documentales de parodia suelen contar con una trama que se va desarrollando que incluye declaraciones a cámara de los personajes, como si estuvieran dando una entrevista. Es otra forma de hablar directamente con el espectador, muchas veces comentando la propia historia o hablando sobre sí mismos e incluso haciendo bromas con los cámaras (como por ejemplo diciendo que “esto luego lo borraréis, ¿no?” Y vemos como la imagen se mueve negando que vaya a ser así). Además esta la gracia que el “falso programa o documental” que están grabando nunca lo vemos. Es el uso de la estética y de este recurso, el hablar a cámara como si le entrevistaran, lo que se emplea para configurar la serie.

Las series actuales que emplean ambos recursos, teniendo en cuenta que uno parte del otro, tanto de “romper la cuarta pared” como del “mockumentary” son muchos en la actualidad. Claro ejemplo de del primero sería House of cards en la que vemos a Francis Underwood (Kevin Spacey) hablarnos para sermonearnos a su manera. En 30 Rock hay varios momentos dispersados, no es lo habitual, pero suelen emplearlo para comentar algún esponsor o pedir a la audiencia que le apoye. Y como citaban en el artículo de wikipedia, en la serie de dibujos animados de Los Picapiedra lo emplean continuamente, sobre todo con los animales que te miran a cámara como diciendo “qué hago yo aquí“. Seguramente sea en el cine en donde encontramos innumerables ejemplos. De entre ellos destacaría dos por ser clarificadores de su uso correcto, es decir, no abusar de él. Ya que su uso puede llegar a cansar mientras que si emplea con moderación cumple su función con creces de sorprender.

  • Annie Hall en donde Woody Allen está esperando en la cola de un cine:
  • Funny Games de Michael Haneke en donde usan este recurso para retar al espectador (que por cierto, me quedo con la original alemana):
Ron Swanson de Parks and Recreation

Ron Swanson de Parks and Recreation

Por otro lado el mockumentary, como no podía ser de otra forma, se ha instaurado como el género con el que abordar la mayoría de las actuales comedias de éxito. Además que gozan de un gran reconocimiento y prestigio, junto con galardones que las avalan así que podemos esperar seguir viéndolo continuamente. Su primer gran “boom” podríamos decir que fue con The Office, pero actualmente lo podemos ver en una de las comedias más laureadas como es Modern Family, en la divertida y recomendable Parks and recreation, o en la más reciente Family Tree. Éstas serían algunas de las series dentro de esta categoría, aunque parece que vamos a tener mockumentaries para rato, vista la proliferación de los mismos. Como decía me parece bien que se emplee este formato pero su abuso puede llegar a resultar cansino siendo muchas veces contraproducente, ya que las comparaciones entre las series son inevitables.

Secuencia de Family Tree

Secuencia de Family Tree

Parece que cada vez más las series intentan innovar más en cuanto a formatos por explorar. El problema reside en que cuando uno de ellos logra cierto éxito, las copias al mismo se van sucediendo. No pasa nada si las siguientes logran mantener el nivel o superarlo, pero se puede llegar a saturar a la audiencia ofreciendo más de lo mismo, y mucho me temos que estamos ante uno de esos casos con tantos mockumentary sueltos. Innovar y sorprender está bien, pero repetir esquemas porque han resultado, teniendo en cuenta lo exigente que es la audiencia actual, puede pasar una factura muy alta abocando a muchos proyectos al fracaso desde el principio. Con esto decir que espero que algunas series sigan dándonos nuestra dosis de los mismos, pero reinventarse un poco de vez en cuando no vendría mal.

Anuncios

Publicado el julio 18, 2013 en Seriéfilos y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: