The Goodwin Games

The Goodwin Games

The Goodwin Games

La semana pasada la cadena norteamericana FOX estrenaba una nueva comedia titulada The Goodwin Games. A cargo de este nuevo proyecto encontramos a Carter Bays y Craig Thomas, los creadores de Como conocí a vuestra madre, junto con Chris Harris, quien también partició como guionista en la serie, dispuestos a intentar repetir el éxito conseguido con ésta. La premisa de la que parte esta serie es bastante sencilla: Benjamin Goodwin es un estrafalario padre de familia que ha fallecido hace poco que deja a sus tres hijos una serie de reglas para lograr su herencia. A lo largo de los episodios iremos conociendo cómo era la vida cuando eran niños y cómo fueron educados de una forma poco convencional. The Goodwin Games es una comedia de humor ligero en busca de una audiencia cada vez más crítica con las propuestas, y seguramente le pase factura la falta acidez o de empatía que puedan despertar estos personajes. No resulta especialmente graciosa a pesar del aire de nostalgia que trasmite, con los juegos de mesa, y luce demasiados tópicos en su planteamiento. Un futuro incierto se ciñe sobre ella, en el que o consigue despegar o pocos episodios se le auguran.

por Álvaro M. Angulo

Scoot Foley, Becki Newton y T.J. Miller en The Goodwin Games

Scoot Foley, Becki Newton y T.J. Miller son los hijos en The Goodwin Games

The Goodwin Games comienza cuando Chloe (Becki Newton), una mujer algo superficial que quiere ser actriz aunque con poco éxito; Jimmy (T.J. Miller), un ladrón algo tontorrón con una hija pequeña a su cargo, y Henry (Scott Foley), un cirujano narcisista preparando su boda, son llamados a escuchar el testamento de su recién fallecido padre Benjamin Goodwin (Beau Bridges). Éste les ha dejado una serie de cintas de vídeo en las que les explica que posee una misteriosa fortuna y que para poder heredarla deberán superar una serie de pruebas; las cuales les conducirán a regresar a su casa y pueblo natal además de volver a intentar reconciliar su vida familiar.

Secuencia de The Goodwin Games

Secuencia de The Goodwin Games

Lo primero que debemos de pensar a la hora de analizar The Goodwin Games es en la anterior serie que crearon sus autores, Cómo conocí a vuestra madre. La razón es que la estructura de ambas es bastante semejante en su planteamiento aunque envuelta y resuelta de forma diferente. No es un calco al uso como bien hemos visto en otras ocasiones (lo cual es irónico, porque HIMYM es a su vez una copia de Friends, pero no viene al caso). Aquí en lugar de un narrador en off hablando a sus futuros hijos encontramos a un padre ausente que aparece en cintas de VHS. En cada una de ellas dará un consejo o retará a sus hijos, lo cual servirá de elemento para desarrollar la trama del capítulo. A ello hay que añadir una buena dosis de moralina familiar y fraternal para que la serie sea para todos los públicos (especialmente el americano más sensible). Que si bien es cierto que suele ser lo habitual en la televisión americana, algo menos obvio tampoco estaría mal ofrecerlo.

Escena de The Goodwin Games

Escena de The Goodwin Games

En The Goodwin Games volvemos a toparnos con personajes treintañeros. Al menos la acción transcurre en un pequeño pueblo y no en Nueva York, aunque ya ellos se encargan de recordarlo constantemente. Caso aparte resulta el bar que también aparece como refugio, que si bien puede resultar verídico a su manera, creo que se pueden buscar diferentes escenarios en donde reunir a los personajes; vamos, digo yo; por variar. Un acierto que lograban en su anterior serie era el de dibujar personajes creíbles aunque fuera dentro de los estereotipos que representan y condensan. En cambio en esta nueva comedia parecen haberse olvidado de ello. Cada uno de ellos resulta menos creíble que el anterior, dotando al conjunto una sensación de artificialidad que escama cada vez que los ves en una escena. Me gustaba el hecho de que recurrieran a viejos juegos de mesa modificados para su juego de herencias, pero parece que sólo era un recurso de nostalgia del episodio piloto.

Secuencia de The Goodwin Games

Secuencia de The Goodwin Games

Respecto al elenco de actores que componen The Goodwin Games tampoco creo que hayan resultado acertados. Ninguno de ellos resulta convicente en su papel además de notarse una falta grave de vis cómica. En primer lugar Becki Newton como Chloe seguramente sea la mejor actriz de los tres hermanos (es la misma actriz que interpretó a Quinn, la stripper/novia de Barney en la anterior temporada de HIMYM) pero peca de parecer demasido exagerada en todas sus secuencias además de dedicarse a hacer un estereotipo que ya cansa de ver en la televisión americana. Por su lado Scott Foley interpretando al médico Henry puede sumar una nueva marca a su carrera con un papel que resulta falso en todos sus aspectos. Se ha superado porque siempre me ha parecido muy mal actor del que se salva su pose. Y por último T.J. Miller como el hermano pequeño Jimmy también resulta una decepción porque no llega ni a resultar tan bonachón como debería ni tan gracioso como se podría esperar. Por cierto que Miller sustituyó a Jake Lacy que aparecía en el piloto original y en las imágenes promocionales, que cómo debería de resultar ese piloto para que ésta haya sido la versión que ha salido al aire.

Los "niños" Goodwin

Los “niños” Goodwin en The Goodwin Games

The Goodwin Games en definitiva pretende divertir con humor blanco enlazando sentiemientos fraternales pero que se queda a medio camino de todo y con grandes carencias, especialmente de sorpresa y originalidad. Seguramente aquellos espectadores que se acerquen a ella pensando que tiene algo que ver con la serie de treintañeros en Nueva York salgan bastante decepcionados. Ya que esta serie tiene más que ver con las últimas temporadas de Cómo conocí a vuestra madre, en las que se nota un fuerte bajón de calidad respecto a las primeras entregas por no decir que son de relleno. Y el problema es que en una comedia nueva no puede parece de relleno desde el principio. A ello hay que sumarle que los actores tampoco ayudan a que les puedas coger cariño con sus actuaciones. Aunque los principales culpables de ellos son los guionistas, que se han conformado con bastante mediocridad y han diseñado una serie que pretende y aparenta ser algo que no es: graciosa. Si The Goodwin Games fueran como en la antigua Roma, en la que las actuaciones y la obra dependían del beneplácito del público, deberían de manternerse en buena forma para sobrevivir a los leones porque poco futuro les espera en antena.

Anuncios

Publicado el mayo 29, 2013 en Críticas, Opiniones, Series de televisión y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: