Vicious

Vicious

Vicious

Uno de los estrenos más peculiares en la televisión británica, concretamente por parte de la cadena ITV, en la última semana del pasado abril ha sido la serie Vicious. Y cuando peculiar me refiero a que se trata de una comedia protagonizada por Ian McKellen ni más ni menos, o lo que es lo mismo Gandalf de El Señor de los anillos que da rienda suelta a su vis cómica o al menos ésa es la idea. El principal problema de esta sitcom creada por Mark Ravenheill (y eso que tiene hasta premios como guionista para teatro) es que no brilla precisamente por su gracia. En Vicious nos narrarán el día a día de una pareja homosexual de ancianos cuya rutina se verá modificada con la mudanza de un joven vecino. Una propuesta que seguramente encuentre su nicho de espectadores en el público inglés más tradicional, pero que no apunta hacia un resultado muy logrado y mucho menos para la audiencia televisiva actual, mucho más crítica y selectiva que antaño.

por Álvaro M. Angulo

Reparto completo de Vicious

Reparto completo de Vicious

Vicious se desarrolla en el apartamento que comparten desde hace cinco décadas la pareja formada por Stuart (Derek Jacobi), un antiguo camarero, y Freddie (Ian McKellen), un actor retirado. Ambos son ya dos jubilados establecidos en su rutina mientras que van viendo cómo muchos de sus antiguos amores y conocido van falleciendo. En su vida aparecerá un joven vecino llamado Ash (Iwan Rheon) que junto con sus amigos habituales formarán un extraño grupo en el que se verá mezclada la ideosincrasia de las personas mayores junto con la juventud de su reciente compañero de edificio.

Secuencia de Vicious

Secuencia de Vicious

Hablar de Vicious supone hablar de todos los tópicos que se os puedan ocurrir. Seguramente su título haga honor a ello, y de los vicios a la hora de escribir más que a un adjetivo sobre los personajes. En esta producción encontramos un decorado que resopla a artificioso por todos los costados, seguramente de forma intencionada, y el mal menor de todos, pero también suma a un resultado bastante mediocre. Desde el primer minuto nuestra ceja se arqueará al escuchar las primeras risas enlatadas, que si bien sirven como indicador de que ha ocurrido un gag no quiere decir que éste haya sido gracioso sumando más aire de irrealidad si cabe. El uso de los tiempos por parte de los personajes, que parecen estar recitando líneas de guión, conjuntamente con los ademanes forzados de los dos actores protagonistas se suman también en esta línea de elementos desgastados hasta la saciedad.

Ian McKellen y Derek Jacobi

Ian McKellen y Derek Jacobi en Vicious

Pero quizá lo más triste o preocupante, según se mire, de Vicious sea su temática elegida para hacer humor. Hoy en día (pese a los intentos de los grupos más retrógrados en ámbitos de poder, como por ejemplo varios miembros de sectas religiosas en nuestro gobierno actual –véase las declaraciones sobre el aborto de estas últimas semanas para ilustrase, un insulto a la inteligencia de todos y a las mujeres en concreto-), como decía, hoy en día en la mayoría de los países occidentales la homosexualidad está aceptada socialmente, no de una forma todavía que podría decirse de normalizada pero no discriminatoria como antaño. Y el ver una serie que hace chistes sobre ello, con un actor gay como protagonista (otro tópico a la lista) y el ver cómo el otro personaje no es capaz de hablar con su madre sobre ello, no creo que ayude ni guste ni que haga gracia especialmente. Tal vez sea que Inglaterra no es un país tan avanzado como se creen con todas sus rancias costumbres centenarias todavía vigentes.

Secuencia de Vicious

Secuencia de Vicious

En este sentido el otro tema para sacar punta cómica en Vicious serían las personas mayores. Es correcto e incluso arriesgado poner como protagonistas a dos actores entrados en años interpretando a sendos jubilados. Es un grupo de edad cada vez más numeroso en nuestras sociedad que no tiene el protagonismo en la cultura que debería, aunque últimamente estamos viendo cómo cada vez más se apuesta por ello como en la brillante y contundente Amour de Haneke. Pero el enfoque utilizado en esta comedia de situación es el de hacer mella de todos los estereotipos posibles de la senilidad y los años. No quiero decir que no se deban de hacer chistes sobre este tema (lo mismo que sobre la homosexualidad), pero algo menos de amago de flema británica y tópicos burdos y más gracia e ironía en los textos sí es posible sin mucha dificultad.

Ian McKellen es Freddie Thornhill

Ian McKellen es Freddie Thornhill en Vicious

El mayor reclamo (por no decir el único) para ver Vicious sería por la presencia de Ian McKellen. Como decía el actor que dio vida a Gandalf en The Lord of the Rings o a Magneto en X-Men parece que ha sido seducido, como les ocurre a muchos, con la idea de demostrar su talento en el teatro. En esta ocasión por un guionista de libretos adaptándolos a la televisión. Pero debería haber sido más exigente en cuanto a la propuesta antes de aceptarla, porque el resultado es ver a un gran actor en un registro mucho menor que no ayudará en su carrera. Tal vez sea ésta una explicación, el que el señor McKellen ya esté de vuelta de todo y le dé lo mismo hacer una cosa que otra y se pueda permitir  el lujo de hacer estos papeles sin que repercutan en su bolsillo aunque puede que sí en su prestigio.

Derek Jacobi es Stuart Dixby en Vicious

Derek Jacobi es Stuart Dixby en Vicious

En Vicious encontramos a otro actor clásico con una carrera ya consagrada (con más de una centena de títulos en los que aparece) como es Derek Jacobi interpretando a Stuart Bixby. Se trata de otro intérprete acostumbrado al teatro que comparte el protagonismo junto a Ian Mckellen en escena, pero, espero que haya quedado claro, en un papel tan estereotipado que no resulta más que una caricatura de lo que representa (tal vez sea ésta la intención del escritor, haber logrado un cliché genial, y si es así, merece un aplauso). Junto a ellos también encontramos a otro actor conocido de la televisión británica como es Iwan Rheon como Ash Weston. Quizá el nombre no suene demasiado al principio, pero se trata del mismo que interpretó a Simon en Misfits, siendo el actor más destacado en la serie de superhéroes adolescentes problemáticos antes de su continúa reinterpretación y declive. Además que a Rheon que estamos viéndole como Ramsay Snow en la actual temporada de Game of Thrones.

Iwan Rheon en Vicious

Frances de la Tour e Iwan Rheon en Vicious

Vicious es una serie en la que desde el primer fotograma todo parece artificial. Como un fallido intento de hacer una recreación de teatro adaptada a televisión. El mayor escollo que encuentras es que flaquean mucho los apartados de guión y de puesta en escena, ambos factores llevados a cabo como si nos encontráramos hace veinte años tanto en su temática como en sus recursos. Quiero pensar que todo es intencionado, logrando una factura como de serie que huele y suena a rancio, más bien resuena en las risas enlatadas porque lo que es gracia tiene la justa. Me parece un desperdicio el contar con actores de gran talento y no intentar sacar más provecho de ellos, pero, como decía, me parece que ellos se lo han tomado como un divertimento con el que pasar el rato. Pero, mientras ellos se recrean en sus actuaciones, los espectadores no creo que eligamos Vicious como alternativa televisiva ni mucho menos como comedia para divertirnos, a no ser que tengamos demasiado vicio como para aguantarla.

Anuncios

Publicado el mayo 11, 2013 en Críticas, Opiniones, Series de televisión y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: