Plebs

Plebs

Plebs

Una de las nuevas propuestas de comedia por parte de la cadena Itv2 para este 2013 es Plebs, que podría traducirse como plebeyos (ciudadanos libres distintos de esclavos y de patricios ricos,  pertenecientes a una casta baja sin muchos recursos económicos dentro de la sociedad romana). Se trata de un proyecto que como bien indican en su publicidad lleva situaciones actuales a la antigua Roma para crear sus sketches. Se trata de una comedia basada en un humor de trazo grueso creada y protagonizada por el joven humorista Tom Rosenthal junto con los actores Ryan Sampson y Joel Fry. En Plebs nos adentraremos en el día a día de dos plebeyos romanos junto a su esclavo que verán su vida convulsionada con la llegada de una nueva vecina y su esclava. No apunta a ser la nueva serie de referencia en cuento a humor británico se refiere pero puede llenar el hueco dejado por las comedias más gamberras que actualmente han dejado su sitio a los dibujos animados, que se han abonado a este campo. Una serie con un espacio limitado que por ahora tiene que mejorar bastante.

por Álvaro M. Angulo

El trío protagonista de Plebs

Stylax, Marcus y Grumio son el trío protagonista de Plebs

Plebs se centra en la vida de los escribas Stylax (Joel Fry), algo descerebrado y salido, y Marcus (Tom Rosenthal), el protagonista principal es un poco mezcla de serio y looser, junto con el esclavo de este último Grumio (Ryan Sampson), sin duda el personaje más freak de todos. Los tres viven bastante miserablemente en el mismo piso a cargo del Casero (Karl Theobald) cuando su apacible vida da un cambio con la llegada de dos nuevas vecinas a la propiedad, Cynthia (Sophie Colquhoun), la chica guapa que quiere ser actriz pero algo tonta, y su esclava Metella (Lydia Rose Bewley ), un poco de vuelta de todo. A partir de ahí, Marcus intentará tratar de impresionar a Cynthia para que salga con él demostrando lo mucho que conoce la ciudad y sus costrumbres, cuando la verdad es que los tres llevan apenas unas meses en la capital italiana.

Secuencia de Plebs

Secuencia de Plebs

El planteamiento de inicio de Plebs recuerda y mucho a otras comedias de este tipo, pero supongo que la más reciente podría ser a The Big Bang Theory. Principalmente por la situación de dos vecinos algo loosers con ganas de ligar que viven juntos en un piso donde una guapa vecina (que además quiere ser actriz) se muda cerca. No es que sea un punto de partida original que digamos, pero en esta serie los personajes no son particularmente inteligentes que se diga vistos los primeros episodios. También conviene destacar que el tipo de humor que se emplea es bastante distinto, siendo más escatológico y simple el de Plebs que el de TBBT. Entiéndase que el humor de la comedia americana tampoco es de lo más complejo pero sí que intenta elaborar más las gracias y, en ese sentido, el de esta serie se queda muy atrás. Se puede decir que Plebs cuenta con chistes fáciles de esos que podemos encasillar en la temática de caca, pedo, pis y penes. No es ninguna comedia inteligente ni pretende serlo, y no digo que esto sea malo pero conviene advertirlo.

Secuencia de Plebs

Flavia es la jefa de Marcus y Stylax en Plebs

El principal reclamo y novedad de Plebs es su ambientación en la época romana para lograr crear de esta forma situaciones algo disparatadas. Y seguramente resulta a la vez su mayor acierto y fallo. Salvando muchísimo las distacias -pero mucho- la propuesta se parece a los sketches de los Monty Python en La vida de Brian, me refiero a que juegan con elementos de la sociedad romana para lograr gags actuales. En estos primeros capítulos hemos podido ver desde una orgia, al circo romano o a cómo ver pornografía en la época. En este apartado cabe destacar el lugar de trabajo de dos de los protagonistas, escribas ambos, con su jefa-patriarca Flavia (Doon Mackichan), el que manda los memorándum o el chico del agua (el cómico Tom Basden), cuyo trabajo es estar de pie esperando para echar agua. Creo que por ahora es el apartado más logrado de Plebs, mostrando una especie de trabajo de oficina en la antigua Roma con sus semejanzas a la actualidad. El problema es que basar toda tu serie en este tipo de situaciones de “época” puede llegar a resultar algo aburrido y se hace necesario que la historia de los personajes o ellos propiamente dichos ganen entidad en la trama.

Cynthia y Metella en Plebs

Cynthia y Metella en Plebs

Sobre los actores de Plebs la verdad es que tampoco hay que echar cohetes, pero en general hacen su papel de forma correcta con los personajes diseñados a espensas de las gracias que tengan asignadas. En primer lugar tendríamos a la en teoría pareja protagonista formada por el humorista Tom Rosenthal interpretando a Marcus, un personaje algo nerd y pardillo, junto a la guapa aunque también algo mogijata Cynthia encarnada por Sophie Colquhoun. No es que sus actuaciones sean nada del otro mundo, pero por lo menos no desentonan con sus personajes cuya relación es la que hipoteticamente sostienen el desarrollo de la trama. Por otro lado resultan mucho más llamativos los otros tres personajes secundarios principales, especialmente el de los actores Joel Fry como Stylax y el de Ryan Sampson como Grumio, que además aporta ese físico tan peculiar a la serie. También es para remarcar el que no se han cortado ni un pelo en disimular el fuerte acentro inglés, que choca cuando ves a todos disfrazados de romanos por unos decorados de cartón piedra bastante cantosos (que están hechos así a proposito).

Secuencia de Plebs

Secuencia de Plebs

En definitiva, Plebs se trata de una serie en líneas generales bastante mediocre aunque con su punto irreverente. No ofrece una situación cómica nueva si no más bien un decorado y vestuario de serie B situado en la civilización romana donde desarrollar la acción. El humor en el que se basa creo que depende demasiado de los clichés que conocemos de los romanos, y si no innovan puede llegar a saturar. Por su parte las bromas escatológicas tienen su propio público pero deberían apuntar a hacer más gamberradas y situaciones elaboradas (un buen ejemplo es el segundo episodio y sus secuencias en el circo), que como bien han marcado en los dibujos animados cuántas más burradas logres, seguramente mejores resultados consigan. Plebs resulta una alternativa grosera aunque provocadora, que se acerca a las pantallas dispuesta a recalar en el corazón de todos los espectadores dipuestos a reirse sin pedir demasiado para ello. Aun con todo puede llegar a convertirse en una de las series tapadas que llegue a conectar con el público, sólo el tiempo y la audiencia lo decidirán aunque no apostaría por ello.

Anuncios

Publicado el abril 4, 2013 en Críticas, Opiniones, Series de televisión y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: