Cult

Cult

Cult

El pasado mes de febreo la cadena americana CW estrenaba una serie con un título bastante pretencioso llamada Cult. Me refiero a pretencioso por insinuar simple y llanamente que se trata de una serie de “culto”, aunque la traducción a español deja entrever que más que por “adoración” deberíamos relacionar la palabra con “secta”.  Además el estreno de esta serie venía marcado, televisivamente hablando, por la puesta en marcha de otro proyecto con una temática parecida como el tratado en la serie The Following (con Kevin Bacon como protagonista y Kevin Williamson como guionista, conocido por The Vampire Diaries y la saga Scream), de la cual hablaré dentro de poco -espero-. Cult por su parte se trata de una propuesta que viene firmada por Rockne S. O’Bannon (creador y guionista de varias capítulos de Farscape, SeaQuest o Alien Nation) que nos lanza un juego de metacine, perdón, más correcto sería decir de metaserie. En ella veremos los entresijos de una serie de televisión que se llama “Cult” que ha congregado a un “culto”de fans que llegarán hasta límites insospechados, involucrando a un periodista y a una ayudante de producción, ambos con parientes relacionados con esta secta.

por Álvaro M. Angulo

Reparto de Cult

Kelly Collins, Billy Grimm, Jeff Sefton y Skye protagonizan Cult

En Cult seremos espectadores de una serie dentro de la serie con idéntico título, una especie de thriller policiaco y de asesinos que nos narra la relación entre la detective Kelly Collins (Alona Tal) y la secta “The Blood” (“La Sangre“) con su carismático líder Billy Grimm (Robert Knepper). Este programa de televisión se ha convertido rápidamente en una serie de culto con numerosos fans enganchados a ella, los cuales creen que esconde mensajes ocultos en sus tramas. Uno de los fans es Nate (James Pizzinato), un estudiante algo paranoico que acude a pedir ayuda a su hermano periodista Jeff Sefton (Mattew Davis) porque cree estar siendo perseguido. Jeff no le cree hasta que Nate desaparece en estrañas circustancias dejando una serie de objetos relacionados con la serie que  llevarán al reportero a contactar con Skye (Jessica Lucas), una ayudante de producción de la serie Cult, que está investigando el comportamiento raro de algunos fanáticos de la serie. Jeff y Skye se embaucan en intentar resolver el misterio de la desaparición de Nate inmiscuyéndose sin saberlo en lo que parece ser una secta mucho más peligrosa de lo que ellos creen.

Mattew Davis y Jessica Lucas en Cult

Mattew Davis y Jessica Lucas en Cult

Cult parte de una idea que parece interesante y no sé hasta qué punto puede llegar a ser novedosa. Se trata de una propuesta de metalenguaje, mostrándonos el interior de una serie de televisión a través de otra. Ya se han hecho varias series hablando de programas de televisión, como por ejemplo Episodes o The Hour, pero no abarcando además los espectadores y fans de la serie de un modo que todos formen parte de la trama. Decía que puede resultar interesante su planteamiento pero se queda, en la práctica, en una escusa para lanzar la trama y enlazar la supuesta serie que narran con la ficción propia de la serie en sí; desgraciadamente con una propuesta que resulta bastante mediocre en su resultado. Y es que Cult termina siendo un intento fallido de serie de detectives en la que iremos viendo una serie de tramas muy cogidas por los pelos, en las que prácticamente no pasa nada ni la serie avanza, volviendo al inicio después de cada capítulo. Es por tanto un guión bastante flojo en el que se ven todas las carencias de originalidad que tiene la serie aparte de su elaborado envoltorio.

Cult

La pareja protagonista de Cult

Pero es que además de un guión bastante flojo, tampoco es que ayude a Cult la elección de sus actores protagonistas principales Mattew Davis y Jessica Lucas. Y es que hacía mucho que personalmente no veía a dos actores peores. Ya sea porque el señor Davis tiene la misma expresividad que un muñeco de madera o porque a la señorita Lucas dan ganas de organizarla una colecta para que reciba clases de interpretación, entre los dos consiguen que te importe basicamente nada ni lo que les pasa a ellos y menos todavía entre ellos. Es un error muy grave el apostar por dos actores con tan poco talento, que, como parece con su cambio de horario en la parrilla americana, lo más seguro es que logren que tu serie sea un fracaso. 

Robert Knepper en Cult

Robert Knepper en Cult

Resulta chocante que la serie ficticia de dentro de la serie sea más emocionante que la propia serie. Y gran parte de ello tienen los otros dos actores coprotagonistas de Cult, sobre todo Robert Knepper como Billy Grimm (seguramente de lo poco que se salva de esta serie). A Knepper ya lo conocemos los aficionados a las series, especialmente de su papel como Theodore ‘T-Bag’ Bagwell en Prison Break y como Samuel Sullivan en Heroes. En Cult tiene un papel que podríamos tildar como de un Manson mesiánico que vive apartado en su rancho pero al que sus seguidores realizan todo tipo de encargos y crímenes. Destaca dentro de esta serie pero no es que sea tampoco como para tirar cohetes, ya que el nivel del resto es muy escaso. Aún así por lo menos resulta convincente en su doble papel tanto dentro de la serie como siendo el actor que lo interpreta.

Alona Tal es Kelly Collins

Alona Tal es Kelly Collins en Cult

Por otro lado encontramos a la guapa actriz Alona Tal interpretando a la detectiva Kelly Collins, una antigua miembro de la secta “The Blood” que ahora trata de detener a Billy Grimm con quien mantiene una relación compleja. No es que tampoco sea digna  de una nominación por su interpretación pero por lo menos es capaz de mostrar ciertos puntos de distancia entre su personaje y la actriz que lo interpreta; aunque se quede en algo descafeinado, sobre todo cuando interpreta a la celebridad dentro del estudio. Como ya decía, y quiero recalcar, al final me parece más interesante la serie falsa que la propia Cult aunque sea una amalgama de estereotipos. No he dicho nada de los personajes secundarios pero es que no aportan nada; por cierto, mérito especial tienen Aisha Hinds como detective de policía/miembro de la secta que logra clavar la inexpresividad como nadie y Marie Avgeropoulos, que borda una actuación para el olvido además de la menos creíble como psicópata sexy.

Robert Knepper y Alona Tal en Cult

Robert Knepper y Alona Tal en Cult

En definitiva Cult se trata de un serie muy floja que no despierta interés en seguir viéndola que logra que hasta The Following parezca una obra maestra a su lado (que no lo es). Cuenta con unas interpretaciones bastante reguleras por no decir pésimas al hilo de una trama que se va deshinchando desde el primer episodio. Parte de una idea en apariencia resultona pero que está muy mal desarrollada, resultando un cascarón vacío lleno de tópicos y situaciones muy vistas que no van a ningún sitio y que por lo general te dejarán indiferente. Quería hablar sobre Cult porque no creo que dure mucho en pantalla y con mucha razón, ya que supongo que se convertirá en una serie de culto de cómo no debe de hacerse una serie en la actualidad. Por si os apetece os dejo con el tráiler de la serie, aunque yo os animaría a que os ahorrarais vuestro tiempo y os alejéis de Cult lo antes posible:

Anuncios

Publicado el marzo 25, 2013 en Críticas, Opiniones, Series de televisión y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: