Banshee

Banshee

Banshee

Banshee es una pequeña localidad situada en medio de ninguna parte dentro de la geografía americana. Cada vez está más claro que cuando una serie decide mostrarnos algunas de estas poblaciones remotas debemos estar preparados para cualquier cosa, ya que bajo ese aparente barniz de normalidad esconden mucho más de lo que se aprecia a simple vista. Conviene recordar algunos ejemplos como Bon Temps (ciudad de Luisiana en donde transcurre “True Blood“), la región de Lexington en Montana (ejemplo de la América profunda que podemos ver en “Justified“), o al norte de California en el pequeño pueblo de Charming (sede desde donde operan los “Sons of Anarchy“), sin olvidarnos del mítico enclave que supone “Twin Peaks” al norte de Washington dando nombre a la genial serie de David Lynch y Mark Frost. Pero Banshee es además el título que da nombre de esta serie que se presntó con el aval en la producción  del exitoso Alan Ball al más puro estilo de las series que produce HBO. Es decir, con bastante violencia, sexo explícito, fuera de estereotipos y dispuesta a romper los esquemas. Banshee ofrece una fuerte combinación de estos ingredientes aunque he de reconocer que quizá no resulte tan suversiva como pretendían, lo cual no deja de desmerecer el oferecernos episodio a episodio una de las ficciones que más fuerte pueden enganchar.

Por Álvaro M. Angulo

Lucas Hood

Antony Starr encarna al sheriff Lucas Hood en Banshee

Después de quince años en prisión, siendo capturado in fraganti en el robo de unos diamantes -los cuales no fueron incautados, Lucas Hood (Antony Starr) – sobrenombre que adquiere- decide buscar a su compañera de robos y amante Anastacia (Ivana Milicevic) además de los gemas preciosas. Para ello Lucas pide ayuda a Job (Hoon Lee), una drag queen genio de la informática, que logra encontrar  a Anastacia viviendo bajo otra identidad, casada y con dos hijos, en la pequeña ciudad de Banshee, un pueblo amish de Pennsylvania que esconde mucho más de lo que su idílica apariencia muestra. A su llegada a la ciudad, Hood se verá involucrado en una trifulca en el bar de Sugar Bates (Frankie Faison), un ex boxeador y ex presidario de vuelta de todo. Esta pelea acaba con la muerte del nuevo sheriff de Banshee, que tenía que incoporarse al día siguiente al servicio. Lucas con la ayuda de Sugar deciden deshacerse del cuerpo, y el primero se apodera de la identidad del agente de la ley. En este momento Lucas Hood se convierte en un oficial poco convencional, encarnando una especie de justiciero que aplica literalmente su propia ley . Inmediatamente verá como se cruza en su camino Kai Proctor (Ulrich Thomsen), el poder en la sombra que reina en Banshee. Para terminar de rematar la situación, en segundo plano hace aparición el sr. Rabbit (Ben Cross), el padre de Anastacia y jefe de una organización mafiosa del Este además de anterior jefe de Lucas.

Ivana Milicevic en Banshee

Ivana Milicevic en Banshee

Sin duda alguna uno de los puntos fuertes con los que cuenta Banshee es su reparto. A la cabeza destaca su protagonista Antony Starr que encarna un papel bastante plano en la piel del sheriff Lucas Hood, en el que podemos diferenciar dos modos: el tranquilo y el de rabia contenida y luego desatada en frenesí. En principio puede desconcertar que sea tan simple como parece, pero poco a poco vamos a ir descubriendo que este hombre no era así antes de su condena y qué ha tenido que soportar para intentar recuperar su antigua vida. Por otra parte sobresale espectacularmente la modelo Ivana Milicevic en su papel de Anastacia. Luce un físico tremendo sin tapujo alguno en la pantalla y además compensa con algunos matices cada vez que tiene algún encontronazo. En tercer lugar merecer la pena resaltar a Ulrich Thomsen  como Kai Proctor. El actor danés logra convencer en su papel de carnicero, mafioso, matón y amish repudiado. Es uno de los personajes que más te crees a pesar de todo lo exagerado y forzado que parecen algunas situaciones.

Proctor, Burton y el jefe indio

Proctor, Burton y el jefe indio

Para redondear al elenco tenemos unos cuantos secundarios como Sugar Bates el barmarn/ex boxeador/exconvicto que ayuda y es compinche de Hood; a Burton (Mattew Rauch) el ayudante de Proctor que recuerda al personaje de Kevin interpretado por Elijah Wood en Sin City; un joven y ambicioso alcalde que parece en niño; un jefe indio que tiene que lidiar con sus casinos y su rebelde hijo; Olek (Christos Vasilopoulos), la mano derecha y ejecutora de Mr. Rabitt; la sobrina de Proctor que se rebela contra la comunidad Amish; Gordon Hopewell (Rus Blackwell), el actual marido de Anastacia que también es el fiscal del distrito;  la pareja de hijos del matrimonio Hopewell compuesta por una hija adolescente y rebelde (Ryann Shane) y un niño pequeño con graves problemas respiratorios (Gabriel Suttle); y el tridente de ayudantes de sheriff que tendrán que adaptarse a los nuevos modos de su jefe. Como vemos se tata de un amplio reparto de personajes secundarios singulares que darán colorido y sentido a la trama que se va desengranando en Banshee.

Lili Simmons

Lili Simmons y Antony Starr

Banshee supone un claro ejemplo de los máximos exponentes que solíamos encontrar en las series de HBO, cadena a la que presentaron el proyecto y rechazó. Me refiero a su gusto por exponer en pantalla violencia, sexo explícito y conductas poco políticamente correctas. Pero los chicos de la cadena Cinemax y Alan Ball (un señor que sabe bastante de esto de hacer series de éxito) vieron un poco más en Banshee de lo que su sencilla premisa inicial dejaba intuir. Se trata de una serie que podríamos catalogar de sucia y realista, que no da concesiones y en la que los personajes viven en blanco y negro. Sin término medio alguno, siendo sus conductas algo extremas, sobre todo de su protagonista, del cual sabes que va a intentar solucionar el problema que sea a tortas y  normalmente acaba por conseguirlo. Pero a diferencia de otras producciones, aquí los personajes que luchan van al hospital o sangran o se quedan con cicatrices. No voy a negar que muchas escenas tanto de sexo como de violencia son bastante gratuitas (si no que se lo comenten al personaje de Lili Simmons) Aunque a su favor también forma parte de un entretenimiento televisivo, sin ningún tipo de profundidad, simplemente ofrece lo que promete y lo hace bastante bien. Pero creo que hay dos espisodios a partir de los cuales Banshee da un cierto salto de calidad a mejor, me refiero al protagonizado por un boxeador y al de un presidiario peculiar, a partir de los cuales el ritmo de la serie se vuelve bastante frenético.

Secuencia de Banshee

Secuencia de Banshee

Quería aprovechar también para hacer una pequeña reflexión sobre Banshee como pueblo y como personaje, que además de dar título a la serie y de ser una palabra tomada de la mitología galesa en referencia a un demonio chillón. Banshee se nos presenta como un pequeño pueblo perdido de la mano de dios en medio del culo de América. Una localización en principio que muestra esas ciudades que esconden los USA que en su apariencia respira normalidad y costumbrismo, pero que dentro suyo hay mucho más de lo que parece. En este pueblo vemos como conviven desde un asentamiento amish, una reserva india con casino en las afueras, un barrio neonazi, una comisaria destartalada instalada en un garaje de coches, graneros desalojados en los que los chavales organizan raves, un grupo de traficantes de drogas y una fábrica/matadero de carnes. Todo ello configuraa Banshee una de esas poblaciones mucho más variada de lo esperado que esconde mucho más de lo que podemos imaginar que nos puede recordar a otras ciudades de ficción televisiva en la que todo está mucho más podrido que lo que su imagen deja entrever.

Secuencia de Banshee

Secuencia de Banshee

Creo que nos encontramos ante el mejor estreno de lo que llevamos de año junto con la británica Utopía (sobre la cual hablaré pronto o eso espero). En conclusión se podría decir de Banshee que es una serie  que respira suciedad y rudeza Que nos presenta sus ingredientes rápidamente, es decir una guapa pareja protagonista en un serie marcada por el sexo y la violencia. En  Banshee la trama o macguffin que aparece para arrancar la serie atisba algo más de profundidad de lo que parece en algunos capítulos, esos en los que vemos cómo el prota apaliza literalmente al tipo de turno y se acuesta con la chica guapa del episodio, siendo éste su principal problema el caer en este estilo repetitivo de episodios. A lo que me refiero es que resulta mucho más interesante la relación entre los dos protagonistas y su pasado que les persigue, lo cual va desarrollándose poco a poco apuntando hacía un punto en el que no habrá vuelta atrás y que tendremos que ver a lo largo de la temporada para descubrir. Para terminar os dejo con el tráiler de Banshee para que le echéis un vistazo:

Anuncios

Publicado el marzo 13, 2013 en Opiniones, Series de televisión y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Pingback: Paseando el rato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: